LA ASTROLOGIA

ASTROLOGIA Y HORÓSCOPO

Del 9 al 15 de Diciembre, 2019
Horóscopo semanal Aries Aries
Horóscopo semanal Tauro Tauro
Horóscopo semanal Géminis Géminis
Horóscopo semanal Cáncer Cáncer
Horóscopo semanal Leo Leo
Horóscopo semanal Virgo Virgo
Horóscopo semanal Libra Libra
Horóscopo semanal Escorpio Escorpio
Horóscopo semanal Sagitario Sagitario
Horóscopo semanal Capricornio Capricornio
Horóscopo semanal Acuario Acuario
Horóscopo semanal Piscis Piscis

La Astrología

¿Qué es la astrología? ¿Cómo surgió? ¿De qué manera la observación del Cielo se convirtió en una forma de predecir el Destino? ¿Cuál es la diferencia entre astronomía y astrología? Vamos a responder todas tus preguntas relacionadas con la astrología, y nuestra relación con estrellas.

¿Qué es la astrología?

Los antiguos vieron al cielo, y agruparon a las estrellas que los llenaban en grupos, conjuntos en donde creyeron ver personajes, escenas y objetos relacionados con su experiencia y sus mitos. Con esta franja de constelaciones construyeron el zodíaco, un sistema oracular al que consultaron acerca del ciclo de las cosechas, sobre su salud, sobre su riqueza. Este fue el origen de lo que hoy llamamos astrología.

Las constelaciones que dan nombre a los signos del zodíaco son, en el fondo, doce formas de experiencia humana, espejos cíclicos en el que todos podemos vernos reflejados para conocernos mejor.
El zodíaco es una rueda de experiencias al que todos acudimos en busca de respuestas. Y la astrología es su estudio.

La Historia de la astrología

La interpretación de los Cielos y de la influencia de los astros, se remonta a la aparición de los primeros calendarios en la Edad de Bronce. Se cree que muchas de las construcciones circulares cuyos vestigios se encuentra en el centro de Europa contiene una primera versión de zodiaco, que inspiraría a los primeros observatorios/templos de Baal (el Sol) en la antigua Mesopotamia, erigidos dos mil años antes de nuestra era.

En Babilonia, Fara y Damasco se creó la figura del astrólogo: sacerdotes entrenados en la observación de las estrellas y el estudio de sus influencias. Una casta privilegiada de cuyos designios dependía la vida agrícola, comercial y política de su pueblo. Ellos desarrollaron esa predicción que hoy llamamos horóscopo.

Hacia el siglo I antes de nuestra Era, la astrología realizó su desarrollo principal gracias al empuje de los primeros astrónomos. Es necesario precisar que en ese entonces no había diferencia entre astronomía y astrología. Gracias al estudio de la astrología, se realizó el primer calendario. En él, cada uno de los 12 meses se correspondía con un signo del zodiaco.

La astrología y la mitología

Es un enigma si los signos zodiacales rigieron el desarrollo del carácter de los dioses o si fueron los dioses lo que le dieron su carácter y personalidad a los signos del horóscopo, pero lo cierto es que hay una relación estrecha entre la mitología entre los signos y la mitología griega, que sigue vigente hasta nuestros días.

Aries es Prometeo, el ladrón del fuego original. Un ser activo, un líder natural. Los nativos de este signo son pioneros e iniciadores en todas sus experiencias.

Tauro es el Minotauro, y por ello representa un signo de resistencia, de búsqueda de poder y estabilidad, terrenal y concreto. Los que nacen bajo de él son pacientes ante cualquier adversidad, en aras de conseguir la satisfacción del deseo.

Géminis es Narciso, y por ello es un signo de dualidad, de relación, mental y aéreo. Sus nativos son personas que destacan por interesarse por todo, por querer aprender y comunicarse, reconociendo al otro como parte de sí mismos.

Cáncer es Selene, la Luna, y por ello es un signo de sensibilidad, emocional y tempestuoso. Los que han nacido bajo su dominio son muy dependientes a un nivel sentimental, y tienden a crear ambientes de confianza, a estrechar lazos afectivos y a buscar el origen, la raíz de toda expresión emotiva.

Leo es Apolo, e Sol. Un signo de fuego, cálido y generoso, noble y afectivo. Sus nativos poseen una total autoconfianza en sí mismos, y por ello viven de una forma pasional y emotiva.

Virgo es Perséfone, un signo de tierra, práctico y analítico, cuya búsqueda de la perfección y la pureza en todas sus formas hace de lo que han nacido bajo de él a ser controlados y críticos, con un fuerte sentido de autopreservación y necesidad de seguridad.

Libra es Psique, la diosa del equilibrio. Sus nativos poseen hambre del reconocimiento de otras realidades. Son comprensivos y justos, estéticos y amables, en un afán de compartir y cooperar con los demás.

Escorpión es Perseo, el vencedor de los monstruos. Es un signo intenso, profundamente emocional y pasional. Sus nativos son posesivos y celosos en sus afectos. Tienden a destruir todo lo que no sirve o no es perfectamente claro y honesto en sus relaciones.

Sagitario es el Centauro. Es un signo fogoso, optimista y aventurero, inquieto, buscador e idealista, aspirando siempre hacia lo más alto, hacia la verdad absoluta.

Capricornio es Saturno. Es un signo de tierra, quizás el más concreto de todos, que nos habla de la realización y de la aceptación de los propios límites.

Acuario es Urano. Es un signo de aire, la máxima expresión de lo mental. Los que han nacido bajo este signo son libres e independientes, aunque se sientan solidarios con toda la humanidad.

Piscis es Dionisos, el dios de la libertad. Es un signo de agua, tremendamente sensitivo y compasivo, que busca en su experiencia la fusión, la disolución y la entrega.

Lo más visto

​​​​​​​​​Envía tus comentarios